jueves, 6 de agosto de 2015

A MI HERMANA

Por fin mañana, dije anoche,
se acaba la turbia pesadez del verano
entre los invernaderos que miran a la autopista.
Dije anoche, mañana con el tiempo clavado en los ojos
volveremos a lucir océano,
vaciaremos el reloj de arena para recostarnos sobre los minutos
y las pequeñas cosas se hundirán con los grandes desastres.
Ayer, dije anoche,
para que ya no duela nos diluiremos en la espuma de la pleamar
y al tumbarnos, los pies sobre una roca,
una ola poderosa nos llevará hacia la  ilimitada polifonía.
Ayer, anoche dije,
lo mejor del tiempo es que nos acerca.


 Manuel Lezcano Sosa

Qué aprendiste

                                                                Pintura, Leonora Carrington   Qué aprendiste desde la luz U...