Poemas

Páginas

lunes, 23 de enero de 2023

Brisa Cálida

 

A mi hija.

Llega 

abrazada a un sol derretido horizonte

ámbar sol su mirada llega

ojos suaves

de mullida aurora

Hacia mí

gélido hundimiento sin red

escarcha de la noche más fría del siglo

avanza zénit en la tarde

y envuelta en los sueños de sus manos

fluyen redes y brisas cálidas.

( Un lugar. Editorial BGR)


                                                                                              Pintura de Kano Eino

domingo, 22 de enero de 2023

Poema Caer recitado


                                                              

                                                                                                     Pintura de Katsushika Hokusai

domingo, 15 de enero de 2023

Consuelo

¿Cómo llegaste? ¿Qué paso tras otro paso te ha deslizado hacia borde de este silencio?

¿Cómo ese pensamiento (una flor, una hoja, una mota de polvo) se introdujo, asesino, entre los pliegues de la espera?

¿De dónde viene? ¿Quién a golpe de huracán te cubrió con esa escarcha?

¿Cuándo decidiste ser la incapaz de imaginar tu pie y tu pie dibujando un salto  hacia el otro lado del abismo? Y salvarte

y salvar

no consentir

no doblegar

no doblegar ¿Era así?

Ahora, la escarcha dice no,

dice el huracán ya no vas a encontrar la forma de flexionar sobre ti misma (para saltar, simplemente para saltar.)

El consuelo consistía en poder alzarte como hacen las aves al sentir la amenaza, al palpitar el miedo entre sus plumas.

Ya sólo eres, inmóvil, rígida,

roca plegada hacia el abismo, sin plan de huida,

sin esperanza que te invite a partir.

                                                                              Pintura, Max Ernst

sábado, 21 de mayo de 2022

Poema 0

 

0

Sigue el ritmo, coge el diapasón.

míralo, escucha cómo late.

Va

regresa

Siempre regresa a sí.

¿Dónde comienza el compás?

Prueba, ahora no lo mires.

¿Sabes qué dirección tomó el primer movimiento?

¿Sigues el ritmo?

Se estira oscuro, se redondea más oscuro

el ritmo entre las hojas,

lento

o largo, redondo

ritmo redondo en la humedad,

bolitas silenciosas entre tus manos

tu silencio y el suyo el mismo ritmo.

La reacción al tacto

su adagio bajo las sombras

como una nube deja un rastro de vapor

así la lluvia para ellos,

para su redondez

entre mis manos que asustan como garras.

Así la lluvia para que huyan y se alarguen

de los surcos de tus manos a los surcos de la tierra

al cobijo de un arbusto

al ritmo del silencio

al lugar de los isópodos.


                                                         Pintura de Francisco Lezcano Lezcano.

                 


                                    

 

 

Brisa Cálida

  A mi hija. Llega   abrazada a un sol derretido horizonte ámbar sol su mirada llega ojos suaves de mullida aurora Hacia mí gé...