viernes, 20 de noviembre de 2020

BAJO EL LABERINTO


BAJO EL LABERINTO


                                                                Pintura de Pantoja de la Cruz
                                                                Museo del Prado

            


 A Juana I de Castilla, en las horas de silencio,
 en las leves palabras,  por un retrato, por una ancestral deuda.



Fragmento 1

I

Tarde, la sombra apósito en mi rostro como tiempo vence amarillo los campos, corona en los árboles campos lagunas pensadas. Largo día, larga la luz. En el horizonte los ojos clavos,

señal,

un posabrazos,

reposar tengo estas manos.       finas y blancas,

                                                    ligeras y finas,

                                                    seda blanca

                                                    cubre las cuerdas,

                                                    sonido dorado,

                                                    mi cielo

                                                    mi dorado y azul

                                                    silencio

                                                    mi frágil resuena

                                                    tambor resuena lengua

                                                    dardos, día

                                                    viene, noche viene,

                                                    viene alguna tarde

                                                    y sepulta espectros.

                                                       Manos:

                                                    Sólo huyo la emboscada,

                                                    sables en las paredes,

                                                    se desliza nieve

                                                    derretida, estoy hielo.

                                                    Estoy hielo y atardece

                                                    la hora de regresar.

                                                    Caballo: luminosa

                                                    velocidad caballo

                                                    mi cuerpo  

                                                    mi brida, el laúd tañe

                                                    y yo desmonto,

                                                    sudor de crines,

                                                    vida, vida

                                                    su corazón

                                                    mi latir.

                                                  

                                                            II

 

 

                                                    Anochece el tiempo

                                                    de regresar,

                                                    regreso y noche

                                                    sin tiempo los días,

                                                    ahora, un ahora

                                                    corroe rostros,

                                                    escupe piedra,

                                                    erosión la piedra,

                                                    Cruje, Cruje erosión

                                                    las uñas, barro en los pies.

 

                                                    Bajar, bajar.

                                                   

                                                   Lo Gris, matices de gris

                                                   el mundo la ventana

                                                   gris, el cielo, el cielo

                                                   ropa, grises las

                                                   noches, la mano

                                                   en el laúd,

                                                   melodía grabas

                                                   contra el plomo, tu mano

                                                   plomo, pájaro oscuro

                                                   al viento,

                                                   negro vuelo del mirlo,

 

                                                   Castilla en Flandes.

 

 

 

III

Juana arenisca, Juana Años,

Roca

Juana

veneno pensamiento.

 

¿Juana?

 

ojos

sepia

huye la lechuza  

mudo y frío deambular

la penumbra es pasmo.

 

 

Fragmento 2

 

I

Dicen derrumbé escaleras por mis muslos. Bajé, dicen, en un grito, en vocales, en gestos, mandíbula el cuerpo noche, el día noche, el cuerpo frío, el día nieve,

Puñales.

Rayos mis dedos entumecidos.

En mi frente relámpagos,

hielo expulsa mi cuerpo.

 

Dicen, me abalancé sobre los quicios, puños golpean la cárcel,

Ojos helados cortan mi nuca.

Puñal.

Una herida

Todo ulcera las entrañas.

No dije. Mudez,

Mudez

¿Dónde?

Sólo vocales

Las voces mi cárcel,

un animal mi garganta.

Amenaza de nubes, el vendaval me empuja.

Yo

pétrea,

yo

humo,

brasero, fuego. Rezos, sólo rezos, oraciones al silencio Y cantos y cantares:

                                                                                                Palabras le están diciendo[1],

 

palabras de gran pesar;

 

las palabras eran tales

 

que al niño hacen llorar.

 

más el rey con gran enojo[2]

 

no me quisiera escuchar

que la sentencia era dada

 

no se podía revocar.

 

                                                                        

Fragmento 3

I

Juana

Juana,

lo gris de este frío

hendidura eres

mazo sobre la tabla

tira la torre derrumbe

sobre un tablero el caballo

galopa el peón

catástrofe

catástrofe rezo.

                                                                            Nobis datus, nobis datus

 

II

Lengua fugó, soplo del tiempo,

declino, declino cada sílaba, espesa mi garganta,

Torre ruinosa

molicie arena

ropaje húmedo, arena y

mar y yo sin Duero

mar y yo sin ojos

sin la orilla

 las olas sin remanso

                       Mi muy humilde

                       Mi muy humilde.

¿Dónde están?

Aquí

yo aquí

                 Yo

                 lejos

 Yo

 

Juana cuerpo

cuerpo arrastro pies,

palpo muros

atenta al vibrar

precavida

la yaga,  la asfixia

precavida

soplo una burbuja

la envío a la otra

la del laberinto

sin madeja, sin huso

una burbuja

en mi garganta cáñamo

Hacia la otra los dedos hienden

polvo de uñas

pasos

galope en la galería

Soy Ariadna y Teseo

y Minotauro y Huso.

Y Laberinto y laberinto.

 

Fragmento 4

I

Un todo

tumulto de cascos

lo Otro asoma

lo Otro límite

corredores

me miran desde la cueva

un azor

un cuervo

una paloma a veces

lo Otro sabe

yo no

la Otra no.

 

Fragmento 5

I

Ordena, esparce el alfabeto sobre los adoquines

cuando la ráfaga de luz hienda

la cicatriz de un mensaje,

Intenta

intenta distinguir en ese bosque de letras

un trazo

la indecisa

rama de un árbol que al cielo

pregunta su balanceo

Qué La Otra por los corredores

Qué Lo Otro entre el aire                                                                                                

Qué Juana bajo el laberinto.

 

 

 

Fragmento 6

I

Una silla

y un salón

Todos,

(Bordeo la silla)

miran

Primero entro en la cámara

Primero afuera

en el umbral

Desde

¿Cuándo?

¡Cuánto!

Tiempo

tiempo

¿Cuánto tiempo?

Esta mirada

Un túnel yo

de pie, frente a la silla

un yo espera

vapor pequeño animal

Por fin

sobre mi hombro

el Búho

brisa aliento del Búho noche, noche.

 

Fragmento 7

I

Colores los tapices recubren

mi cámara y del Duero la vigilia

Hiere

Estaño.

Hiere lejanía, no dejan, no permiten,

(me)

No me

permiten

Espolean los patios lanzas, vigías espolean silencios

quieren

que

hable,

que

diga,

que

mire,

que desee mojar mi rostro, ver mi rostro en la Orilla. Serán mis rasgos arrugadas aguas que escapan. Temo, Temo mirarme esos ojos. Cristal urde una bruma.

Resisto. Pozo, pozo. Temo flujo empozado. No te pasearé más.

Resisto.

Mi piel sepulcro

contra los tapices cobijo inviernos

bajo las tapias

el ventanal

cuelga tapices

y no Te veo

No Te veo

 

II

Mira, cuelgo tapices y cubro

de trozos secos una piel

la trillada

la arena trillada

tiempo

el pozo

color de los tapices

mi Cámara tapiz negro para mis ojos.

 

 

 

Fragmento 8

Regresan, vienen, llegan, vienen

son

Pliegos, rúbricas,

palabras, soslayos

silencio

calla

Sólo soy Juana.

 

II

 Rumor de lluvia

mi Sayal protege

me

protege

boca sellada

las manos sobre el cráneo

pensamientos

vienen

lejos vienen

 “de la granada los colores”

de la granada los colores”

De la granada…

de la granada…

Sepia

Sepia

leguas y leguas ¿De dónde

regresas?

¿A dónde regresas?

los Pies descalzo

yo descalza

qué frío

la Presencia

La Presencia

lejos me observa lo Otro

un cuervo posado en la encina

aguardo

aguardo

y mientras, arqueo mi cuerpo

crispo mis uñas

contra los redobles.

Almanzor,

Almanzor  perdiste, retrocede

entre montañas, Mira, Ve,  

 espectro huyes.

 

 

Fragmento 9

I

Caravana, Ménade

Ménade esculpida

Madera en carne el alma  

lluvia, el viento entre los velones

esculpe

el sendero de cera, el Gólgota,

Ménades hacia

el Gólgota

estoy en Sus ojos,

se repliega a hinojo

como el cisne desploma su cuello en mi regazo

un ahogo cruje el cielo

lluvia 

lluvia.

 

II

Esta Noche moho, boceto de noche

aquelarre bajo la escarcha

pasadizo al laberinto

Tábanos en su boca cetro del olvido,

Con barro me corono.

 

III

Vuelve en la sombra luz de Granada,

roba la sombra luz sumergida

aprieta los párpados penumbra sobre el camino

murmullo de pasos

noche gélida del ataúd.

 

IV

Una Lápida

mi cráneo

cincelo

gestos

polvareda

asfixia la palabra:

Alfonso señor del humo

Pólvora aún respiro.

 

Fragmento 10

I

Cargo dedos contra el Ventanal,

en la Arqueta,

sobre la Arqueta mis manos

agonía mis manos

asoman ocultos Retratos

turbio jardín del Ciego

contra el Ventanal, a gritos el sol depone

traga el Agujero luz

y  Moho es memoria.

 

II

Navego cadena al mástil

Al Mar

sola

lenta corriente me lleva

Se aleja

Lo que cruje en la orilla

a leguas de los hombres

ahogada en bruma

reposo en la confluencia.

 

Fragmento 11

I

Aguja y telar para el único beso

visto púrpura en oro

señora y dueña

franqueo claustros

Señora y dueña

la bruma es paisaje

una brújula detenida me guía

bajo este laberinto abierto.

 

II

Ahora llego aquí

lenguas de brisa lamen los blandones

Pasos hacia el umbral del portón.

Ahora

llego aquí

Ya silenciado dolondeo

Ya fundidas las campanas

en la penumbra se arropa el frío.

 

III

Llego

barro ya mi corazón

quise decir

quise decir

andar, resistencia, deambular, resistencia un lugar

en el olvido

una puerta que lleve al sótano y

un acerico y aplastarme en el silencio.

 

 

 

Fragmento 12

 

Sayal fantasma atraviesas pasillos

Dispuesta a cruzar las manos en el hervor del vientre.

Sumisa llego vencida a esta guerra

Almanzor,

Almanzor entre montañas

Y yo Juana,

Señora y Dueña del Laberinto,

Rindo mi cerviz

a estos muros amasados

con mi carne.

 

                       

 

 

 

 

 

 

 



[1] Romance de Gaiferos

[2] Romance del conde Claros




BAJO EL LABERINTO

BAJO EL LABERINTO                                                                 Pintura de Pantoja de la Cruz                             ...