martes, 9 de abril de 2019

Ángel que me miraste


Ángel que miraste con la ira de un cíclope
y al abrazarme fuiste montaña que se derrumba,
Ángel-Yo indigente
entre piedras y barro.
Ángel-Yo barro inquebrantable
clavas en mi frente tu canto de sirena
y tu mirada, como el evo de las entrañas mismas
me dice:
“El muérdago que me ofreciste, florece en tu garganta.”

                                                               William Blake

No hay comentarios:

Publicar un comentario