martes, 5 de marzo de 2019

VII

Desfloraron la flor malva de mi pecho
no sentí dolor alguno.
Sonreí a aquel
que mató mi flor.
Al que mi flor mató
amé.
Ahora se pudren sus pétalos.
Los llevo pegados a mis párpados.

(Hombre. Editorial Huerga y Fierro.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario